Infantino permitió quebrar el ‘fair play financiero

Foto: Archivo

Redacción

París, Francia.- El Manchester City y el París Saint-Germain habrían sido ayudados por Gianni Infantino, actual presidente de la FIFA, para quebrantar el ‘fair play’ financiero con fichajes multimillonarios cuando éste ejercía como máximo responsable del fútbol europeo, desvela este viernes ‘Football Leaks’ a través del diario alemán ‘Der Spiegel’.

El rotativo revela en su edición digital que Infantino incumplió repetidamente la normativa financiera para que PSG y Manchester City pudiesen seguir comprando futbolistas por encima de su techo de gasto. Consciente de que ambos clubes están “controlados descaradamente por gobiernos autoritarios de estados del Golfo”, indica la publicación.

“Los registros de la recopilación de datos de ‘Football Leaks’ demuestran, en varios miles de páginas, cómo Manchester City y París Saint-Germain rompieron sistemáticamente las reglas del juego durante varios años”, añade el periódico germano.

Estas informaciones también evidencian cómo Infantino, en su función de presidente de la UEFA, esquivó la normativa para evitar sancionarles después de haber mantenido “reuniones en secreto” con los propietarios de los clubes.

Inyecciones de 2.700 y 1.800 millones para poder fichar

En los informes, obtenidos por el diario alemán “Der Spiegel” y publicados por el socio francés de la red de medios European Investigative Collaborations (EIC), se desprende que recibieron 2.700 millones y 1.800 millones de euros, respectivamente, “de manera fraudulenta” para incrementar sus presupuestos y poder pagar mejores jugadores.

Para esto se valieron de “contratos ficticios de patrocinio” de instituciones estatales, como la Oficina de turismo Qatar.

La estrategia, prohibida por las normas de juego limpio que dicta la UEFA y que impiden a los equipos que participan en competiciones europeas gastar más dinero del que ingresan con sus actividades, fue cubierta por los dos principales dirigentes de la entidad en ese momento, Michel Platini y Gianni Infantino.

El organismo hizo saber a los clubes que el asunto se arreglaría “sin problemas” debido a “razones políticas”, de las que no se dan más detalles según la publicación de Mediapart.

Las dos auditorías que la UEFA envió para poner una cifra a estos contratos les dieron un valor de entre 77 y 1.750 veces menor que la cantidad que mostraban los acuerdos.

Según Mediapart, el expresidente Nicolas Sarkozy también fue consultado durante la gestión del asunto, e intervino a favor del Manchester City.

En 2014, ambos clubes fueron obligados por la UEFA a pagar multas cercanas a los 60 millones de euros por romper las normas de juego limpio.

El PSG es investigado de nuevo por la entidad europea tras los fichajes de Neymar y Kylian Mbappé en el verano de 2017, por los que desembolsaron más de 400 millones de euros.

error: Contenido Protegido