Hamilton asegura corona en México e iguala a Fangio

Foto: Cortesía

AP

Ciudad de México.- Por segundo año consecutivo, Lewis Hamilton aprovechó el escenario del Gran Premio de México para asegurar el campeonato de la Fórmula 1. Pero la coronación del domingo tuvo un significado especial: colocó al británico en la elite histórica del automovilismo.

Hamilton empató al legendario argentino Juan Manuel Fangio e inscribió su nombre en el selecto grupo de pilotos que ha ganado al menos cinco campeonatos.

“No se siente real, siento que aún no he despertado y que voy a despertar en unos momentos”, dijo Hamilton. “Ha sido un año difícil, enfrentamos muchas dificultades pero ganamos con mucho trabajo. Elevar las expectativas fue un duro reto y tuve que prepararme mentalmente y pude exprimirme un poco más pero no hay fórmulas secretas”

El piloto de Mercedes, quien llegó a México cobijado por una cómoda ventaja en la clasificación sobre el alemán Sebastian Vettel, finalizó en el cuarto puesto de la prueba que por segundo año en fila fue ganada por el holandés Max Verstappen. Eso le bastó a Hamilton para conseguir su cuarto título en los últimos cinco años.

“No se siente real el tener cinco campeonatos, ganar el primero fue increíble y me mencionan junto a Fangio es algo que me hace sentirme humilde y completo emocionalmente”, agregó Hamilton. “Por ahora quiero disfrutar este momento porque sólo durará un corto periodo. Es un momento precioso y quiero saborearlo”.

Fangio conquistó cinco campeonatos en seis temporadas durante la década de 1950. Hamilton se colocó a dos cetros del alemán Michael Schumacher, el más laureado en la historia.

El “Maestro” Fangio es considerado uno de los padres fundadores de la Fórmula 1, y conquistó sus campeonatos con cuatro escuderías diferentes: Alfa Romeo, Ferrari, Mercedes y Maserati.

Hamilton, de 33 años, aspira a acercarse al récord de Schumacher.

“Me quedan unos años aún de carrera para intentarlo, pero Michael fue un genio en volante y por todo lo que hizo con Ferrari siempre seré su admirador”, añadió el británico.

Verstappen, quien arrancó segundo por detrás de Daniel Ricciardo, logró el quinto Gran Premio de su carrera, primero desde Australia a principios de la temporada.

“Llegué con la misma esperanza que el año pasado pero no es fácil ganar en ningún lado”, dijo el holandés de 21 años. “Esta es una pista que se está volviendo especial para mí, especialmente la zona del estadio donde se siente mucho a la gente”.

El segundo puesto fue para Vettel de Ferrari, quien vio esfumarse las ligeras posibilidades que tenía de mantenerse en la contienda.

“Bien ganado por Lewis, tengo que felicitarlo, yo hubiera querido mantenerme un poco más en la lucha pero no pudo ser”, dijo Vettel, quien tuvo un buen inicio de temporada pero luego decayó. “No quiero hablar de eso por ahora, hay que felicitar a Lewis porque logró el quinto, es algo increíble”.

Vettel, quien se fundió en un abrazo con Hamilton inmediatamente después de la carrera, requería un triunfo en México y que Hamilton terminara séptimo o peor.

El finlandés Kimi Raikkonen, quien ganó la semana pasada el Gran Premio de Estados Unidos, aprovechó el abandono de Ricciardo en las últimas vueltas para completar el podio.

Ricciardo, quien está en su último año con Red Bull, abandonó por octava ocasión una carrera en lo que va del año. Nadie tiene un peor registro en ese rubro.

El piloto mexicano Sergio Pérez quedó fuera en la 41ra vuelta por un problema con los frenos y por primera vez no pudo concluir una prueba en su país.

“Me dolió en el corazón y me fui a mi cuarto a llorar, solo porque fue muy duro”, dijo Pérez. “Ya después lo piensas, lo analizas y tenemos que estar felices porque estuvimos perfectos en la carrera hasta que fallaron los frenos”.

La jornada tampoco fue buena para los pilotos españoles. Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Renault) no pudieron terminar la prueba.

Alonso, quien partió desde el duodécimo puesto, quedó fuera apenas en la quinta vuelta y Sainz salió en la 31ra.

Para Alonso fue la antepenúltima carrera antes de retirarse de la máxima categoría. Probablemente corrió por última vez en México, donde cientos de aficionados se pusieron máscaras de cartón con el rostro del español a manera de homenaje para el doble campeón del mundo.

Tras quedar fuera de la carrera, Alonso salió a darles las gracias a los aficionados ondeando una bandera de México.

Alonso ha dejado abierta la puerta abierta para un eventual regreso a Fórmula 1 pero el Gran Premio de México sólo tiene firmado un contrato hasta el próximo año y autoridades del nuevo gobierno federal, que asumirá en diciembre, han puesto en duda la continuidad de la carrera.

error: Contenido Protegido