Facundo Argüello a cuartos de final del CDMX Open

Foto: Mextenis

Redacción

Ciudad de México.- El tenista argentino Facundo Argüello accedió a la ronda de cuartos de final del torneo CDMX Open, categoría Challenger, luego de superar en tres sets al alemán Mats Moraing.

En un partido peleado y que se vio interrumpido por la lluvia que cayó en la capital mexicana, el pampero necesitó de dos horas con seis minutos para ganar 2-6, 6-4 y 6-4.

La cancha del estadio “Roberto Osuna”, del Centro Deportivo Chapultepec, albergó este encuentro de singles, donde el teutón, quinto en las preferencias, demostró potencia en sus remates y saques, hizo 13 aces en el juego, para quedarse la primera manga de manera contundente.

Argüello tuvo que venir de atrás para seguir con vida en el certamen, que se disputa en polvo de ladrillo, y lo hizo a pesar de que vivió un susto, pues de estar 4-2 arriba se vio alcanzado 4-4, pero luego rompió el saque de su rival y aprovecho el triple set point que se presentó para ganar 6-4.

Antes del inicio del último episodio, Moraing, que eliminó en ronda previa al experto Santiago Giraldo, acusó algunos problemas en la muñeca y brazo izquierdos, pero sin complicaciones continuó el partido que dejó escapar de las manos, pues estuvo arriba 4-2, que hacía suponer el triunfo.

El argentino sacó la casta para ganar los “games” siguientes y ponerse 4-3 hasta que la lluvia interrumpió el juego con el 40-15 a favor del sudamericano; en la reanudación las cosas le salieron mejor al mismo Argüello para llevarse el partido contra un desorientado Moraing que cometió dobles faltas importantes.

Ahora, en cuartos de final del CDMX Open, Argüello, de 25 años de edad y que fue verdugo del mexicano Lucas Gómez, se medirá al vencedor del encuentro entre su compatriota Carlos Berlocq y el alemán Jan Choinski.

Luego del partido, Argüello externó su anhelo de medirse a su compatriota Carlos Berlocq y subrayó no querer a otro oponente alemán, que pudiera ser Jan Choinski.

“No jugamos nunca (Berlocq y yo), si se da será la primera vez. He entrenado muchas veces con él, lo conozco, es un gran jugador que ha sido campeón de Copa Davis, es admirable, ojalá pueda ganar él y se dé un duelo argentino”, señaló.

El raqueta sudamericano enfatizó que “siempre los alemanes nos ganan y no los queremos ver más” y para muestra fue lo complicado que fue Moraing.

“Fue un rival complicado, saca fuerte, le pega fuerte de todos lados, pero tuve un poco de paciencia y esperé el momento justo, erró dos bolas y se acabó el partido”. Sabedor del desgaste físico que ocurre por la altitud en la Ciudad de México, el tenista argentino señaló que nada más queda “jugar menos peor el próximo partido que el anterior y nada más”.

error: Contenido Protegido