Fin de semana muy taurino en México

Foto: Cortesía

Por Jabato

Cuernavaca, Mor.- Interesante jornada taurina se vivió éste fin de semana. Iniciamos el Viernes 11 de Noviembre con una corrida en la ciudad de Puebla en el moderno coso de la Acrópolis, el Sábado 12 otra corrida en Tlaxcala en la hermosa y pintoresca plaza Jorge El Ranchero Aguilar, y hoy Domingo 13 en la Plaza México de la ciudad capital. No reseñaré la corrida del Sábado 12 en la Plaza México porque no asistí a la plaza ni la ví, ya que me encontraba en Tlaxcala cubriendo el evento de ése lugar. Sólo me he enterado de que José Mari Manzanares hizo una faena muy buena, y que la empresa de la Plaza México está pensando en repetirlo en el segundo bloque de corridas de éste serial

11 de Noviembre, Acrópolis de Puebla

Entrada: aprox. 40 % de la plaza.

Ganadería: La Punta

En la Acrópolis, un coso grande, moderno y multi-funcional, se dió el primer evento taurino del lugar, con un mano a mano entre el Hidrocálido Joselito Adame, quien vistió de blanco y oro y el Limeño Andrés Roca Rey, quien vistió de canela y oro. Se lidió ganado de La Punta, los cuales estuvieron chicos en peso y bajos de alzada, aunque las carteletas que los anunciaban daban pesos arriba de 450 kg. en todos los seis casos. El público conocedor se percató de lo que estaba viendo y no se mostró satisfecho con los tamaños y hechura de los bureles. Joselito Adame estuvo muy voluntarioso y pinchó en sus dos primeros toros, y a su tercero, quinto de la noche, lo mató de sendo estoconazo entero, un poquito delantero, pero suficiente para que doblara rápidamente. Fue premiado con dos orejas, premiación que algunos sectores del público abuchearon. Debo destacar que a éste toro, un cárdeno claro, Joselito lo entendió muy bien, ordenando un castigo mínimo en varas, casi como señalando con la punta de la puya, que sí se cumplió con ésta fase de la lidia. El toro quedó con fuerza y con gas para embestir con la cabeza humillada y Joselito lo toreó de muleta muy bien, combinando suertes, dándole aire al toro y consintiéndolo. Pego pases naturales muy bien realizados, y fue lo que más vitoreó el público asistente.

Andrés Roca Rey estuvo muy bien con sus tres toros, pegando lances con el capote que fueron coreados con estruendosos olés, y con la muleta dejó ver su valentía y su arrojo, pegando pases cambiados por la espalda en varias ocasiones.

Cortó una oreja a su segundo toro, cuarto de la lidia, misma que fue protestada, por lo que la regaló. En su primero y tercero sólo palmas.

El público asistente comentaba que las condiciones del coso no son las adecuadas para corridas de toros, ya que si bien tiene forma de embudo, hay terrazas que dificultan la visibilidad en algunos sectores de los tendidos. Ojalá que Protección Civil del estado de Puebla se dé una vuelta por el lugar, hay zonas de riesgo para los espectadores. Alabo a la empresa que no permitiera la libre circulación de vendedores mientras había toro en la arena, lo que permitió disfrutar más adecuadamente la corrida.

Creo que los aficionados taurinos de Puebla deberían hacer algún movimiento para pedir que no sea demolida la plaza El Relicario y que se sigan dando corridas de toros en ése lugar, ya que tiene más calidez y sabor taurino.

12 de Noviembre, Tlaxcala

Entrada: Lleno total

Ganadería: Rancho Seco

En la hermosa placita de Tlaxcala, en el marco de la feria de ésta ciudad, se dio la primera corrida de un serial de tres. Alternaron Uriel Moreno “El Zapata”, Jerónimo y José Luis Angelino, disputándose en trofeo en memoria del gran torero Tlaxcalteca Rodolfo Rodríguez “El Pana”. Al inicio del festejo y después del paseíllo se presentó la urna que contiene las cenizas del Pana, y dieron la vuelta al ruedo seguidas de los tres toreros que alternaría minutos después. Todos los asistentes dedicaron una calurosa ovación al Brujo de Apizaco, al último romántico de la fiesta brava Mexicana, quien falleciera el 3 de Junio de éste año. Asimismo, antes de la corrida se develó una placa alusiva al evento, en el pasillo de acceso del público.

No me queda claro lo de las cenizas del Pana, porque se sabe que fueron depositadas en tres lugares que el mismo Pana escogiera en vida, a menos que se haya quedado la familia con una fracción de las mismas.

Pudimos saludar a grandes exponentes de la tauromaquia Mexicana, como la bella matadora Michoacana avecindada en Apizaco, Hilda Tenorio, Angelino de Arriaga y Sergio Flores, los dos últimos Tlaxcaltecas y figuras del toreo de nuestros tiempos.

Uriel Moreno “El Zapata”, quien visitió de nazareno y oro, no tuvo suerte en el primero de su lote, aunque toreó muy bonito al primero de la tarde, con suavidad y elegancia, pero pinchó a la hora de matar, situación que mejoró con el segundo, al que mató con tres cuartos de acero, y fue premiado con una oreja. En sus dos toros cubrió el tercio de nanderillas.

Jerónimo salió muy voluntarioso y toreó con alegría, empeño y plasticidad, lo que le permitió lucir mucho, además de que iba enfundado en un terno catafalco y oro, muy recamado. Toreó muy bien con el capote a sus dos ejemplares, y con la muleta hizo lo que quiso, dejando ver un amplio repertorio de pases, pero también toreó con elegancia y con un gran estado de ánimo. Mató bien al segundo de la tarde, lo que le mereció una oreja y en su segundo pinchó.

José Luis Angelino, quien a la postre fuera el triunfador de la tarde, salió con mucha voluntad, vestido con un terno verde manzana y oro, y cubriendo los tres tercios de la lidia de su lote. Estuvo muy bien con capote y muleta, y cortó una oreja a cada uno de sus astados. Es de mencionarse que al cierraplaza lo recibió de rodillas en los medios, lo que fue muy aplaudido por el público. Salió a hombros hasta la calle y ahí se puso a dar autógrafos y a tomarse fotos con cuanta persona lo solicitara, con mucha amabilidad y don de gentes.

Hermosa tarde de toros, sin duda. La semana próxima habrá un corridón que dejará gente fuera de la plaza, ya que estarán Jorge Hernández Gárate, El Zotoluco y Andrés Roca Rey. Mis mejores deseos para la empresa.

13 de Noviembre, Plaza México

Entrada: Media plaza

Ganadería: Xajay

En la segunda corrida de la temporada grande de la Plaza México, se enfrentaron en mano a mano nuevamente Joselito Adame y Andrés Roca Rey, esto debido a que el tercer espada que estaba anunciado, Luis David Adame, está convaleciente de una fractura de clavícula sufrida en días pasados, lo que lo dejó fuera de cartel.

Joselito Adame vistió un terno perla y oro, y Andrés Roca Rey vistió un terno tabaco y oro. Se presentó un encierro de buenas hechuras, con edad, peso y trapío, pero mus desiguales en juego. Destacó el primero de la tarde, que se dejó

torear por Joselito, con una faena meritoria que bien pudo significar una oreja, pero Joselito mató de estocada muy trasera y baja, perdiendo la oreja que ya tenía ganada a ley. Mató de bajonazo al segundo y mató bien al tercero de su lote, pero no le fue concedido premio. Roca Rey estuvo desangelado y desatinado, estuvo a punto de ser cogido por el primero de su lote, pero sólo sufrió contusiones, que espero sean menores. No hay mucho que comentar de ésta corrida, solamente que se hizo válido el dicho que reza “corrida de expectación, corrida de decepción”. Hasta aquí, amigos taurinos, seguiremos informando…..

error: Contenido Protegido