Deudas millonarias y litigios opacan arribo del Zacatepec

Iván Navarro / Foro: Archivo

El Zacatepec no viene solo, trae invitados de peso, obesos, convertidas en deudas millonarias, cuya masa pone en riesgo el plan del gobernador Graco Ramírez para revivir a Morelos en el ámbito futbolero con un equipo competitivo de primera división.

La abultada carga de débitos considera un juicio por 500 millones de pesos que reclama el supuesto dueño de la firma, logo y marca del club deportivo Zacatepec. El litigio está vigente y data de 1988, en la administración del priista Antonio Rivapalacio López, actual asesor del gobernador perredista.

Alfredo Rodríguez, quien se ostenta como dueño legítimo del Club Zacatepec, cuenta a Sin Línea el tortuoso juicio que emprendió en el año 2001 para recuperar lo que considera que le pertenece.

Según documentos a los que tuvo acceso Sin Línea, Rodríguez Dorantes se convirtió en presidente y dueño de los derechos federativos del Club de Fútbol Zacatepec A.C. en 1985,  después de que el equipo jugó su último partido en primera división.

“Nosotros recuperamos al Zacatepec cuando descendió en 1985 ante el Necaxa. Nadie lo quería tomar, los aficionados destruyeron el estadio después de aquel partido, arreglamos todo los que quedo mal, invertimos e hicimos muchos gastos durante los siguientes 5 años. Nosotros trajimos a Carlos Turcato de Argentina para regresar al equipo a la primera división que era lo primordial”, recuerda el hombre de unos 70 años de edad.

Pero las cosas cambiaron repentinamente. Narra que los jugadores regresaban de Salina Cruz, Oaxaca, tras disputar un partido de liguilla por el ascenso en la temporada 1987-1988. Eran las 8 de la mañana de un domingo. A las afueras del Agustín “Coruco” Díaz  seis patrullas llenas de policías armados los esperaban, evoca don Alfredo.

Toda la información en la revista Sin Línea No. 118 del mes de abril, en los puestos de revistas. ¡COMPRALA YA!

This site is protected by WP-CopyRightPro