Les venden oro y les dan polvo

Por Iván Navarro

Señoras y señores, el proyecto del Zacatepec 1948 poco a poco se está convirtiendo en un dolor de cabeza para todo mundo en el estado de Morelos ya que los fantasmas del fracaso se están asomando cada vez más.

Hablo de todo el mundo futbolístico que día a día ve como se esfuma este proyecto como el polvo, polvo que fue vendido como lingotes de oro puro y fácil de moldear por parte de los supuestos dueños Víctor Sánchez y Jardines de México al gobierno que encabeza Graco Ramírez, buscando cumplir una de sus promesas de campaña “los cañeros regresaran a primera división” y que tanto él como Jaqueline Guerra titular del deporte de Morelos, comienzan a ver el fracaso a la vuelta de la esquina.

En primer lugar pondremos a la verdadera afición cañera, golpeada desde el pasado a consecuencia de malos directivos y malos manejos que obligaron a llevarse a sus cañeros a un hoyo del que aun en la actualidad no han logrado salir, hoy esa afición ha dejado de llenar el estadio Centenario de Cuernavaca y ha dejado de subirse a los autobuses que el gobierno morelense ponía en diversos puntos del estado imitando las más viejas y sucias prácticas políticas del acarreo de gente para sus actos masivos.

Una afición que se ilusiono con un discurso lleno de “miel” y de castillos en la arena a la que le prometieron un equipo de primera división sin antes conocer que era la liga de Ascenso mostrando su ignorancia futbolística llamándola tontamente “Primera División de Ascenso”, prometiendo también un estadio nuevo y renovado en pocos meses, algo que ni el mismo genio de la lámpara maravillosa hubiera cumplido en tan poco tiempo.

A la nueva directiva cañera no le ha quedado claro que la afición es la que manda, la que mantiene al club con la venta de playeras, entradas al estadio, consumos y que partido a partido piden la cabeza del técnico Huerta, recordándoles que los técnicos son hijos de los resultados y Huerta ha quedado huérfano.

En segundo lugar colocamos a la prensa, los compañeros de diversos medios de comunicación que ya están hartos de los malos tratos que da una directiva arrogante encabezada por su presidente Rodolfo Davis, tal parece que con órdenes claras de no dejarnos trabajar, que limita a los reporteros y evita que se le cuestione fuertemente a un fracasado Guillermo Huerta tal y como sucedió en la conferencia de prensa posterior al partido ante Dorados cuando se le pregunto al técnico si le quedaba grande la liga de Ascenso al ver los pobres resultados.

Y por último los que están destinados a ser los grandes fracasados, el gobierno del estado, pero no hablamos del gobernador Graco, ya que el “no tendrá la culpa” de lo que pase, ese balón está perfectamente direccionado a la directora del Instituto del Deporte de Morelos Jaqueline Guerra Olivares; ¿y porque lo digo? Por la simple razón de que Graco Ramírez responsabilizó a Guerra como la encargada de este proyecto llamado Zacatepec 1948.

Ese proyecto que desde un inicio vio la mano tendenciosa del gobierno con apoyos desmedidos, inversiones desproporcionadas en un estadio que costará arriba de los 300 millones de pesos que bien pueden ser invertidos en deportistas que si valen la pena y que han sido desamparados por este equipo.

Los problemas van creciendo, columnistas del Diario de Morelos, han puesto el dedo en la llaga, una llaga que ya había sido abierta por la prensa deportiva de Morelos que jamás fue cerrada y más aún, por ser del periódico oficial, pego en lo más profundo; ahora el club deslinda al gobierno de Morelos totalmente del club cuando desde el inicio esto era un secreto a voces intentando ahora tapar el sol con un dedo.

Señoras y señores, es momento de exigir que por lo menos en la parte deportiva se cumplan los objetivos trazados por parte de la directiva cañera y al gobierno del estado se le debe exigir una explicación de lo que ha pasado con el estadio así como el dinero que ha invertido en el Zacatepec 1948.

El fracaso ya se está cocinando, un proyecto que fue vendido como oro y ahora se ha convertido en polvo.

This site is protected by WP-CopyRightPro