“Me fui para volver a jugar en Primera”

Foto: Cortesía

Goal.com

Lima, Perú.- El central mexicano, que tiene varios años consolidado en la Primera División de Perú, considera que Sudamérica es un buen mercado para los talentos de la Liga MX.

Su nombre es Lampros Kontogiannis. Tiene 28 años. Es mexicano, aunque de padres griegos. Juega como defensor central, posición en la que se ha sabido ganar el apodo de La Bestia. Y pese a que no tuvo muchas oportunidades en la Liga MX, su constancia y buen rendimiento le han llevado a convertirse en uno de los mejores referentes del futbol azteca lejos de nuestras fronteras.

En diálogo con Embajadores Aztecas, Lampros relató cómo fue su debut con el América en Primera. “La verdad es algo que jamás voy a olvidar, no tengo palabras para describir lo feliz que estaba ese día. Sinceramente moría de nervios, gracias a Dios al final fue un empate”, dijo el central mexicano, quien confesó que pese a que su debut fue con las Águilas, su corazón siempre ha sido de Cruz Azul.

Además de pasar por las filas del conjunto azulcrema, Lampros tuvo un breve y poco exitoso paso por Tigres. “Es un club donde es muy raro apostar por los jóvenes, muchos jugadores que eran titular e indispensables al llegar ahí pierdes eso. Se siente algo de impotencia, pero uno debe de trabajar siempre al 100% para estar listo”, dijo La Bestia, quien apenas disputó dos partidos con los Felinos.

Tras su aventura por el Ascenso, el central tomó la decisión de salir de México al aceptar la oferta de Melgar, equipo de la Primera División de Perú. “Me fui por tener la oportunidad de volver a jugar en Primera, creo que el futbolista mexicano piensa que si no es México se acaba el futbol. Hay muchos mercados donde podemos ir y competir: en Sudamérica el futbolista mexicano está bien visto”.

En el equipo de Arequipa, coincidió con Juan Reynoso, quien tuvo una importante etapa como jugador de Cruz Azul. “Aprendí del mejor. Como saben, es uno de los jugadores que siempre he seguido por haber sido del Cruz Azul. Siempre tenía un consejo para darme y mejorar día a día. La verdad estoy muy agradecido con él por la confianza que me dio desde el primer día que llegué“.

Actualmente sigue en Perú, aunque con el Real Garcilaso. Lampros es feliz en su nuevo club, aunque no pierde la esperanza de emigrar al Viejo Continente. “Estoy muy contento y en paz. Agradecido con la directiva de volver a confiar en mí y darme una nueva oportunidad de estar en este país que me ha tratado de maravilla”, dijo. Y agregó: “Sueño con jugar en Europa, ya que es el sueño de todo futbolista”.

This site is protected by WP-CopyRightPro